Fragua el Machuco (Belmonte)

Ξ octubre 29th, 2008 | → 1 Comments | ∇ General |

Recientemente he visitado en el Concejo de Belmonte la Fragua romana del Machuco. Datada del siglo I, y visitada por Jovellanos en el XVIII, se conserva en buen estado, aunque segun Ramon Hevia, el encargado de su conservacion, apenas reciben ayudas del Principado ni de ningun otro estamento oficial y teme que con el tiempo vaya deteriorandose, ya que precisa cambios de piezas de madera, hierros y otros elementos. Tambien es una pena ver amontonados sin ningun cuidado cantidad de instrumentos fabricados en la fragua a lo largo de los siglos. En fin una pena que nadie se decida a acondicionar este valioso legado del siglo I.

 

Teverga y Cueva Huerta

Ξ octubre 29th, 2008 | → 0 Comments | ∇ General |

Este fin de semana, aprovechando que iba al mercau de Proaza, me di una escapada por Teverga y visité varios de sus pueblos, concretamente diez, desde San Martin al puertu de Ventana. Esta zona es espectacularmente bella y rica en fauna y flora y con unas rutas de montaña que quitan el hipo; por decir algunas, las del camin real de la mesa desde el puertu de San Lorenzo o la de las brañas teverganas. Pero esta vez me quedo con los pueblos como Paramo, La Focella o Fresneu. Son pueblos con un encanto especial, como parados en el tiempo, conservando el sabor y la estructura de siempre, en fin, son pueblos que te invitan a pasear por ellos y evadirte por unas horas. Estuve también visitando la Cueva Huerta, un poco más arriba del parque prehistórico, en esta misma carretera. Hay visitas guiadas y merece la pena visitarla. En la página de Teverga explico como se contrata y que tipo de visitas existen.

 

Les Foces del Pino

Ξ octubre 2nd, 2008 | → 0 Comments | ∇ General |

La semana pasada volví a les Foces del Pino. Hace poco, camin de Vegarada pase por ellas pero sin parar, asi que la semana pasada volví. Mira, si te apetece y un día cualquiera no sabes que hacer, madruga y vente a hacer esta ruta. Son unas tres horas ida y vuelta y con una subida en la ida, continua pero suave, distraida diria yo, ya que vas subiendo entre avellanos, hayas, castaños, praderías y el río. Es todo tan bonito que cuando te das cuenta ya has llegado. Te estas allí el rato que te apetezca y luego te bajas a Felechosa a tomar el vermout y a comer en cualquiera de los restaurantes que hay en la zona, en cualquiera de ellos te van a dar de comer una comida casera que te vas a chupar los dedos, eso si los tres dias antes de ir, no pruebes bocado porque te vas a “jartar” y a unos precios muy pero que muy razonables. Por cierto, para el que no lo sepa, la ruta comienza en el Pino, el último pueblo antes de llegar a Felechosa. Para que disfrutes un poco la tengo colgada como siempre en el Concejo de Aller.